Avances médicos en el campo del Alzheimer que quizás no conocías

La enfermedad de Alzheimer es el síntoma más usual de demencia en las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que daña gravemente a las personas para poder hacer simplemente sus actividades diarias.

Debes saber que la enfermedad de Alzheimer comienza muy lentamente: el cerebro va viéndose dañado en las áreas que controla tanto el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Es bastante sutil, pues la persona empieza a perder la memoria con las cosas rutinarias y conforme la enfermedad se va haciendo más grave, se va viendo que estas perdidas de memoria son cada vez más frecuentes e importantes.

Suele afectar a personas mayores de 60 años, pero hay un grupo, que es el Alzheimer precoz, donde puede afectar a personas de entre 40 y 60 años.

Tratamientos contra el Alzheimer

En la actualidad no existe cura para el Alzheimer, pero hay varias formas para hacer que las personas con esta enfermedad puedan tener una calidad de vida mucho más llevadera. Presta atención a estos consejos útiles para tratar el Alzheimer:

· El primer paso es reconocerlo:

En primer lugar todos los psicólogos concuerdan en que es muy recomendable hablar abiertamente de la enfermedad entre los familiares. El primer paso es asumir la enfermedad pues, si la persona afectada no colabora para ayudarse a sí misma, poco se puede hacer.

· Acondicionar la casa a la persona con Alzheimer:

Otra forma es acondicionar la casa del afectado, como por ejemplo, poner barreras y asideros en los baños, hacer que no haya escaleras… En definitiva, ir mejorando todas las condiciones del hogar para que la persona afectada pueda desenvolverse mejor dentro de la casa.

· Medicamentos:

Por otro lado, existen medicamentos que pueden ayudar a retrasar algunos síntomas. Actualmente existen dos tipos de fármacos aprobados para el tratamiento de esta enfermedad:

1. Inhibidores de la acetilcolinesterasa, tales como el donepezilo, la rivastigmina y la galantamina.

2. Antagonistas del receptor N-metil D-aspartato (NMDA), tales como la memantina.

Ambos tipos de fármacos son de diagnóstico hospitalario y pueden causar efectos secundarios en el paciente.

· Métodos revolucionarios:

En estos últimos años, los avances médicos en el campo de la enfermedad de Alzheimer no han sido demasiados, pero sí revolucionarios y se han descubierto algunos métodos que, mediante su seguimiento a largo plazo, pueden dar a descubrir tratamientos aún más innovadores.

Es el caso, por ejemplo, del tratamiento de esta enfermedad con luminoterapia, que es una terapia que basa sus efectos en el uso de la luz. Se ha demostrado en estudios con ratones que, mediante baños de luz parpadeante y pulsante, han logrado restablecer al actividad eléctrica del cerebro. La enfermedad de Alzheimer forma en el cerebro depósitos de proteínas amiloide, una de las posibles causas de padecer Alzheimer, y estas placas disminuyeron en los ratones al reactivar su actividad eléctrica en el cerebro mediante luminoterapia.

En conclusión, el Alzheimer no tiene una cura completamente eficaz en la actualidad pero sí existen tratamientos que pueden ayudar a la persona afectada y hacer que su calidad se vida sea mucho mejor.

The following two tabs change content below.

Navaleno

Latest posts by Navaleno (see all)