Cómo conseguir que tu hijo no pase vergüenza cuando se disfraza

El hecho de disfrazarnos es una buena manera de conseguir dejar atrás la rutina de nuestro día a día y poder movernos por nuevos mundos donde la imaginación se considera uno de los máximos exponentes. Desde siempre se organizan toda una gran cantidad de festivales y fiesta de Carnaval en donde se incentiva a los más pequeños a que se puedan llegar a disfrazar.
Sin embargo, al igual que pasa con algunos adultos, algunos niños sienten vergüenza cuando se disfrazan. Básicamente se sienten ridículos con un disfraz y, aunque sus compañeros también se disfrazan, no entienden por qué ellos lo tienen que hacer.
Si tu también estás en esta situación, sigue estos consejos y verás como la vergüenza se termina quedando a un lado:

Acostúmbrale al disfraz

En algunas tiendas como en Disfrazzes online podemos comprar el disfraz en el último momento (por si se nos ha hecho tarde) a sabiendas de que lo vamos a tener en 24-48 horas.
La idea de tenerlo antes es conseguir que el niño se pueda llegar a acostumbrar a él. Lo que queremos conseguir es que poco a poco se vaya familiarizando para que sea el niño quien nos pida ponérselo.

Cuidado con los disfraces que cubren la cara

Muchos niños se pueden asustar con algunos elementos que cubren la cara: tipo caretas. En este caso siempre lo podemos sustituir por un maquillaje específico. Eso sí, para evitar cualquier tipo de problema es de vital importancia que utilicemos maquillaje que sea plenamente respetuoso con la piel del niño.
Si el niño no quiere ponerse caretas, no se debe de forzar a ello. Tarde o temprano será él quien te las pida.

El truco del disfraz del papá

Los niños son como una especie de esponja y, por ello, son capaces de imitar cualquier comportamiento de los padres. En el caso de que el pequeño no se quiera disfrazar, lo que puedes hacer es disfrazarte tú. De esta forma, podrá ir viendo poco a poco como te transformas y el niño lo va a llegar a ver hasta divertido.
No hace falta que te disfraces en todos los eventos, pero no estaría de más que lo hicieras en los primeros para que se vaya acostumbrando poco a poco a la situación.

Elegir el disfraz perfecto

En algunas situaciones, por ejemplo, en Halloween, los padres no siempre se dan cuenta de que existen algunos disfraces que literalmente van a aterrorizar a sus hijos. Es importante escoger un disfraz que les dé la mínima cantidad de miedo posible. Si todo le da miedo, disfrázalo de lo que él quiera, aunque no guarde ningún tipo de relación con la temática.
Lo que tenemos que conseguir es que el niño lo pueda llegar a pasar bien en cualquier circunstancia. De lo contrario, cogerá un miedo atroz a disfrazarse y será muy complicado de eliminar.
The following two tabs change content below.

Navaleno

Latest posts by Navaleno (see all)