Consejos para elegir a un buen abogado

La mayor parte de la ciudadanía tiene unas nociones muy generales en cuanto a cuestiones de leyes y derecho. Por eso, cuando se ve envuelto en un pleito y necesita recurrir a la ayuda de un abogado, quizá se llegue a sentir un poco perdido: ¿cuántos abogados se encuentran al abrir las Páginas Amarillas o al introducir una búsqueda en Google? ¿Cuántos despachos se pueden llegar a encontrar a lo largo de una céntrica calle de una ciudad? ¿Cuántas personas están dispuestas a recomendar un buen abogado?

Y cuando finalmente se decide a confiar en un abogado determinado, surge la pregunta más importante: ¿cómo se puede tener la seguridad de estar haciendo una buena elección?

Porque se sabe que no es fácil elegir al abogado adecuado en el momento adecuado, en esta web se propondrán algunas recomendaciones para que la decisión sea acertada.

Lo que todo buen abogado debe tener

Independientemente de cuál sea el problema, hay una serie de valores con los que todo profesional del derecho debe contar: transparencia, honestidad, sinceridad, profesionalidad y experiencia suficiente.

Como sucede en todas las profesiones, por desgracia siempre pueden aparecer personas poco profesionales. Intentar huir de ese tipo de profesionales, hacer una buena entrevista con el abogado que se visite, intentar no quedarse con ninguna duda y comprobar que el profesional se esfuerza por explicar todo para que no te queden lagunas es primordial si no se quiere caer en el error de un mal abogado.

Lo que convierte a un buen abogado en el mejor abogado

Aparte de lo indicado con anterioridad, hay otra serie de consideraciones que harán inclinar la balanza hacia uno u otro profesional. Cumplir estos criterios, convertirán a un buen abogado en el abogado adecuado según el problema a tratar.

Abogado especializado en la rama al que pertenece el problema

Este requisito es tan importante como el de elegir a un abogado que inspire confianza. Por bueno que sea un profesional, siempre habrá un terreno en el que será mejor que en otros, ya sea por experiencia, por preparación académica o por aptitudes naturales. Buscar a este tipo de abogados especializados es vital para reducir la probabilidad de equivocarse.

Abogado con buenas referencias

Se deben buscar opiniones y referencias entre familiares o amigos. La mejor publicidad sobre la idoneidad de un profesional son las referencias.

Abogado que dé toda la información

Hay que quedarse con el profesional que no escatime en explicaciones. Un abogado debe mantener informado al cliente de cada parte del proceso, no solamente al principio o durante las primeras citas con él. De todo avance, de toda solicitud de información por parte de un juzgado, de toda comunicación recibida… debe dar traslado inmediatamente y no tomar ninguna decisión sin haber informado previamente al interesado. De la misma manera, debe mostrarse accesible cada vez que se necesite contactar con él para aportarle documentación o consultarle dudas.

Abogado con una buena localización

A igualdad en el resto de condiciones, hay que elegir por aquel abogado cuyo despacho se encuentre cerca del cliente. Esto facilitará concertar una cita, pudiendo programar encuentros con mayor frecuencia y comodidad.

The following two tabs change content below.

Navaleno