¿Cuándo deberíamos reformar nuestro piso y cómo hacerlo?

¿Estás pensando en dar un lavado de cara general a tu hogar? Entonces lo mejor que puedes hacer es una reforma, que aunque para mucha gente supone un auténtico quebradero de cabeza, lo cierto es que te permite disfrutar al máximo de tu hogar, como si de una nueva vivienda se tratara.

Si alguna vez te has sometido a una reforma, sabrás a lo que nos referimos, y es que el sinfín de temores y dudas que nos surgen, merecen la pena una vez tienes la reforma terminada.

¿Cómo debería comenzar mi reforma?, ¿a qué empresa contrato?, ¿cuánto dinero me costará? Aquí, lo primero que hacemos la gran mayoría es recurrir a algún familiar, amigo o vecino que haya realizado una reforma recientemente, para que nos cuente sus impresiones y saber si nos recomienda o no la empresa constructora que eligió. El problema es que esto no siempre es de gran ayuda.

Así que, en este artículo queremos aprovechar para contaros a todas aquellas personas que estéis pensando en reformar vuestro piso, algunos consejos que os ayudarán de lleno en cada una de las importantes decisiones que debes tomar en una reforma. Recuerda que antes de concretar con ninguna empresa, pide presupuesto de reforma de interior.

¿Qué reforma voy a realizar?

Antes de nada debes tener claro el tipo de reforma que quieras realizar, ya que dependiendo de esto, es posible que sea mejor optar por una empresa en concreto u otra. Aun así, pedir un presupuesto de reforma de interior es imprescindible.

Una de las reformas más habituales tiene que ver con la decoración y los acabados, que consisten principalmente en renovar la imagen de tu casa, pintando las paredes y los techos, cambiando el suelo, las puertas de casa, el mobiliario de la cocina y del baño, etc.

Obras que cambiarán de lleno el aspecto de tu vivienda, pero que realmente no afectarán a la estructura del edificio, por lo que son sencillas de realizar. No se necesita licencia del ayuntamiento.

Por otro lado están las reformas que cambian la distribución de la casa, que también son muy demandadas. Con estas, hay que tener claro que la obra va a ser de una mayor envergadura, por lo que hay que estar convencidos de querer hacerla, ya que una vez se comience, no hay posibilidad de dar marcha atrás.

Para poder llevarlas a cabo, en la mayoría de los casos tendremos que presentar una licencia que nos permita realizarla, así como un pequeño proyecto en el que contaremos todo lo que se pretende hacer.

Y por último tenemos las reformas con las que pretendemos ampliar la vivienda. Sin ninguna duda, estas son las obras de mayor envergadura, y es que te cambian por completo la imagen y la distribución que tenías de tu casa. También el presupuesto de reforma de interior de éstas será superior al del resto.

Para este tipo de obras es obligatorio presentar un proyecto que haya sido realizado por un técnico especializado, y que cumpla con la normativa vigente. Esto es importante, ya que si no es posible que una vez hayas realizado la obra, te la echen para atrás.

The following two tabs change content below.

Sara Vega

Todo lo relacionado con la historia y las últimas curiosidades descubiertas son de mi interés, y por ello, pretendo que también lo sea para vosotros