La cerveza es la compañera ideal para una tarde

Comparte la noticia:

Cuando el buen tiempo comienza a asomar a nuestra ventana, parece que más que nunca nos apetece estar fuera de casa, con los amigos o en una terraza (o ambas cosas), tomando unas cervezas bien frías y disfrutando simplemente de ese momento, con la tranquilidad que nos transmite. Y es que este asemeja ser uno de los mayores placeres que tenemos en la vida, algo tan sencillo como disfrutar del momento y de nuestro tiempo libre tomando algo con los amigos.

Las cervezas, a pesar de que son un tipo de bebida que lleva entre nosotros desde hace muchísimo tiempo, por no decir muchísimos siglos o incluso milenios, es en los últimos años cuando el abanico de posibilidades se ha incrementado de manera exponencial. Cada vez la sociedad conoce más el sector cervecero, indaga y se apasiona por él. Y precisamente lo que ha supuesto esto es que la oferta que tenemos actualmente de esta bebida sea enorme, lo que hace seguro que podamos encontrar la cerveza que mejor se adapte a nuestros gustos o al momento en que queramos tomarla.

El amplio mundo de la cerveza

De hecho, esto que acabamos de comentar no quiere decir que siempre tengamos que tomar el mismo tipo de cerveza, sino casi más bien casi lo contrario. Si conocemos el amplio espectro de posibilidades que tenemos a nuestro alcance, seremos capaces de elegir en cada situación la cerveza que mejor se adapte a nosotros, a nuestro estado de ánimo, al momento concreto, etc.

Así, podremos degustar una cerveza lager, que es la más habitual de encontrar en bares y restaurantes (la conocida como cerveza de grifo) y que es de fermentación baja; una pale ale, otro tipo bastante común (aunque quizá no tanto como la lager) pero, sin embargo, en este caso es de fermentación alta. También tenemos las cervezas de trigo, hechas de mezcla de trigo y cebada y que son de fermentación alta, o las porter y stout, siendo la porter menos amarga y la stout más fuerte que las porter, con un color casi negro.

Cabe señalar que estos son solo algunos ejemplos de las diferentes variedades que podemos encontrar, pero si nos acercamos a una tienda especializada en este tipo de bebida, seguro que nos pueden aconsejar mucho mejor al respecto.

Todo son ventajas

Además, es de sobra conocido, tal y como indican los expertos, el beneficio que supone beber cerveza con moderación para la salud. Está comprobado que ayuda a la salud cardiovascular (ya que tiene efectos antiinflamatorios), también fortalece los huesos (contiene silicio que mejora la densidad de los huesos y previene la pérdida de masa ósea), protege de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer (de nuevo es el silicio el encargado de esto) y previene la aparición de cáncer (antioxidantes como el polifenol están presentes en el lúpulo). Estos son solo algunos de los beneficios que nos puede aportar en la salud.

Con todo esto que hemos comentado, seguro que te han entrado ganas de tomarte una cerveza, y qué mejor momento que ahora para hacerlo.

The following two tabs change content below.