La mejor forma de amaestrar a un perro

Cuando decides aumentar tu familia incorporando a las dinámicas de la misma un perro, has de ser consciente de la revolución de sentimientos que se van a producir dentro del hogar, sobre todo si tienes niños y si son pequeños.

Es importante que antes de la llegada de la nueva mascota consensuéis entre todos los habitantes de la casa unas normas básicas de comportamiento; dónde va a dormir, si se le va a permitir subir o no a las camas y al sofá, dónde y con qué periodicidad se le dará la comida. Pequeños hábitos que una vez decididos todos debéis acatar para que la decisión de acoger un perro no se convierta en un caos para él y para vosotros.

Edad para comenzar el adiestramiento

Si la opción que te planteas es llevar a un cachorro a casa, has de concienciarte de su mayor demanda de atención. Incluso debes asumir que las primeras noches en la casa no te dejará dormir, porque seguro echará de menos a su madre o a la camada con la que se crió.

Superada esta fase, puedes comenzar a trabajar las órdenes básicas del adiestramiento; sentado, tumbado, quieto y junto desde que inicies los paseos con tu perro por la calle, una vez superado el tiempo que tu veterinario te marque para las vacunaciones.

Aprovecha esos momentos de disfrute durante el paseo para dedicar unos instantes a cada orden. Los tiempos de adiestramiento han de ser muy cortos, ten en cuenta que se trata de un cachorro, es como un niño pequeño al que la concentración le dura escasos minutos.

En el caso de que hayas optado por incorporar a tu familia a un perro adulto, desde http://www.soloesunperro.com/ te sugerimos que preguntes por las experiencias anteriores que ha sufrido, para saber si tiene algún miedo.

En este supuesto, los tiempos de adiestramiento ya pueden ser un poco más largos.

Adiestrar con comida sí o no

Utilizar la comida como premio cuando tu perro realiza las acciones que le pides es una opción válida que ayuda a reforzar el aprendizaje. Has de ser cuidadoso con el tipo de alimento que le das, y con la cantidad, no te excedas y busca siempre aquellas chucherías especiales para mascotas que no desequilibren la alimentación del animal, así evitarás que le puedan crear algún problema tanto de estómago como de piel.

Otra opción es realizar ese mismo refuerzo, pero sin un premio físico, tan solo con tus felicitaciones, que han de ser muy efusivas y con el juego.

El animal te lo agradecerá de igual modo si eres capaz de dejarte llevar y organizar una fiesta cada vez que su comportamiento es el que tú deseas.

Felicitar, jugar, demostrar a tu perro que lo ha hecho bien es un premio que apreciará y por el que se motivará cada día.

En el momento de iniciar un adiestramiento, has de ser consciente de la necesidad del tiempo que vas a tener que emplear, nada se consigue en un par de días.

The following two tabs change content below.

Navaleno