Lo que mejor le puede venir a tus plantas, un buen herbicida

Los herbicidas se muestran como uno de los elementos más indispensables para cualquier agricultor. Tienen la función de acabar con las plagas y plantas que se desean eliminar y que pueden acabar estropeando los cultivos, manteniendo en todo momento la cosecha en perfecto estado y permitiéndoles que puedan disfrutar del aporte adecuado de carbohidratos, proteínas y lípidos esenciales.

Son el producto ideal para combatir las malas hierbas que puedan haber presentes en los campos y que pueden reducir enormemente y dañar nuestra cosecha, ya que necesitan los mismos recursos que el resto de cultivos, hacen que sea mucho más complicado realizar la recolección y elevan enormemente los costes.

Existen diferentes tipos de herbicidas en el mercado que variarán en función de las características que presente cada cultivo y que te ayudarán a disfrutar de los mejores resultados de la manera más eficaz en todo momento.

Hay que diferenciar los diferentes herbicidas en función de la acción, pudiendo escoger entre herbicidas totales, que son los que combaten directamente toda la vegetación, y los herbicidas selectivos, los que combaten únicamente parte de la vegetación, centrándose en unas zonas o características específicas de los cultivos.

También varían en función de la forma de aplicación, que puede ser directamente en la tierra de manera foliar. Aquí hay dos tipos; los herbicidas de contacto que no afectan a la raíz y los herbicidas sistemáticos, que afectan a los cultivos en su totalidad. Y habrá que escoger el adecuado según el momento de la aplicación, que puede ser pre-siembra o post-siembra y también pre-emergencia o post-emergencia.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de utilizar un herbicida?

Lo primero que debes tener en cuenta es que es fundamental comprar un herbicida de calidad que te garantice los mejores resultados y que ponga solución a los problemas en tus cultivos. Puedes acceder a la venta de herbicidas online aquí, donde podrás hacerte con productos de excelente calidad que combatirá las plagas y las malas hierbas de la manera más eficaz.

Después tendrás que escoger el producto ideal en función del estado del cultivo, del estado y del tipo de plagas y de las malas hierbas, del suelo, de la resistencia que presenten los cultivos, del clima de la zona, etc.

De cara a su aplicación, no hay que olvidar que los herbicidas son productos químicos para los que se precisa extremar las precauciones a la hora de utilizarlos y tener un especial cuidado al manipularlos, aplicarlos y almacenarlos. Hay que prestar atención a las instrucciones marcadas por el fabricante y seguirlas al pie de la letra al realizar las mezclas y llevar a cabo su aplicación.

Los expertos recomiendan la aplicación de estos productos unas dos veces al cabo del año aproximadamente, aunque esto también variará en función del tipo de cosecha y de lo avanzadas que estén las malas hierbas o las plagas que se deseen eliminar.

The following two tabs change content below.

Sara Vega

Todo lo relacionado con la historia y las últimas curiosidades descubiertas son de mi interés, y por ello, pretendo que también lo sea para vosotros