Tipos de muebles que se suelen estropear más a menudo

A pesar de que podemos encontrar muebles de la más alta calidad del mercado, también es verdad que con el paso del tiempo se empezarán a estropear; inciden una cierta serie de elementos que pueden conseguir que la duración sea más o menos elevada.

Por ejemplo, los rayos directos de los rayos solares podrían llegar a afectar a su desgaste, también los cambios bruscos de temperatura (tanto frías como cálidas), humedades, el hecho de tener mascotas, o simplemente utilizarlos de forma continua podría llegar a afectar a ello y llegará un momento en el que poco o nada tengan que ver con su estado original.

A continuación, hemos preparado una pequeña lista con los muebles que más se suelen estropear.

Muebles de cocina

El problema de la cocina es que nos podemos encontrar altas temperaturas, problemas como el vaho, la limpieza para tenerla perfecta… y esto hace que los muebles se vayan desgastando de forma progresiva evitando que estén sobre el primer día.

También es verdad que no siempre los cuidamos de la forma en la que deberíamos: por ejemplo, muchas veces preparamos los mismos alimentos sobre la encimera de la cocina.

Cuando buscamos un comercio especializado en la venta de muebles de cocina siempre deberíamos centrarnos en elegir mobiliario de la máxima calidad para luego maximizar el tiempo de duración.

Sofás

Este es otro de los elementos que utilizamos muy continuamente; el simple hecho de sentarnos cada día podría estropearlos. Algunos tejidos como el cuero se ensucian con bastante facilidad o, incluso en casos extremos, se podrían llegar a estropear la propia estructura o el mullido del sofá.

Para conseguir que dure lo máximo posible, es conveniente mantenerlos de forma continua. En el caso de que se presente algún desperfecto, conviene arreglarlo cuanto antes para evitar que vaya a más.

Muebles de exterior en jardín o balcón

El principal problema de estos elementos es que con el sol los muebles se estropean. Los rayos solares tienen el poder de penetrar directamente en el interior de los muebles y esto, aunque en un primer momento no notemos ninguna diferencia, lo cierto es poco a poco se van a encargar de cambiar el color a peor. La comparación con un mueble que ha estado en contacto con el sol, con otro que no lo ha estado, es que el primero presentará un aspecto mucho más envejecido y nada estético.

Sillas

Y, por último, las sillas también se estropean mucho; da igual que sean de cocina, las de estudio o del salón. Lo peor de todo es que les afectará tanto un uso habitual, como el hecho de no utilizarlas (por ejemplo, podría llegar a afectar al propio encolado de la silla, por lo que no se considerarán seguras para poder sentarnos.

Aunque es verdad que cualquier tipo de mueble se te va a terminar estropeando, los que hemos comentado anteriormente son los que tienen más papeletas para hacerlo.

The following two tabs change content below.

Navaleno